Feb 10
--

DECLARACIÓN DE PRENSA UNIÓN NACIONAL DE ARTISTAS

--

"Los miembros de la Unión Nacional de Artistas (UNA) manifestamos nuestro rechazo a la grave situación vivida por el joven realizador audiovisual, Vicente Montecinos, quien desde hace 6 años se encuentra preparando un largometraje sobre el pueblo Mapuche. El pasado 4 de febrero fue detenido, al mismo tiempo que la casa de sus padres era allanada y se le incautaba todo tipo de equipos y material relacionado con su obra. Aunque posteriormente el realizador fue liberado, el material no ha sido devuelto."

Esta acción atenta contra la garantía de “libertad de creación y difusión de las artes” consagrada en el artículo 19 Nº 25 de nuestra Constitución, cuya reforma el año 2001, se realizó justamente para evitar que se repitieran actos de censura tan ampliamente conocidos durante la dictadura.

No es la primera vez que en democracia asistimos a un hecho de este tipo, puesto que el 2008 la documentalista, Elena Varela, debió enfrentar la cárcel y luego un largo proceso judicial cuando se encontraba filmando “Newen Mapuche”.

Tal como sucede con los periodistas, que desde el 2004 se encuentran protegidos por la ley Nº 19.733 que les permite resguardar el proceso de investigación al mantener el secreto profesional y no verse obligados a revelar sus fuentes, los creadores en especial, los audiovisualistas, requerimos y demandamos una normativa que evite este tipo de acciones que impiden el buen desempeño de nuestro trabajo.

Con ese propósito el 2008 se presentó un proyecto de ley para regular el secreto profesional en audiovisualistas, iniciativa que lamentablemente no tiene movimiento desde el 2009. En el mismo proyecto se indica que si el Estado no remueve los obstáculos que impiden el ejercicio del derecho constitucional de libertad de creación y difusión está incumpliendo con su deber.

Por todo ello, consideramos fundamental que sean devueltos inmediatamente todos los materiales y equipos al Sr. Montecinos, e instamos al Congreso a retomar el proyecto de ley que regula el secreto profesional de las obras audiovisuales para que situaciones como ésta no vuelvan a repetirse nunca más.